Ya hemos dicho en alguna ocasión que los proyectos de desarrollo de software a medida son complejos. Las estadísticas de la industria son muy claras al respecto: el 50% de los proyectos no satisface el valor (funcionalidad) esperado y el 67% de los proyectos no respetan ni los plazos ni los costes previstos. Es por ello que en el primer post de esta serie nos planteábamos la siguiente pregunta ¿necesito un software a medida? El objetivo era reflexionar, junto con nuestro cliente, sobre la conveniencia de una solución a medida. Resulta imprescindible abrir una reflexión sincera y objetiva para estar seguros de que las inevitables incomodidades del viaje que nos planteamos emprender van a merecer la pena.

Leer más

¿Cuántas veces te has planteado la pregunta anterior? ¿Cuáles fueron tus respuestas?

  1. Quizás un rotundo “si, por supuesto, es imprescindible para gestionar mi proceso”,
  2. O por el contrario un categórico “no, con la cantidad de software comercial que existe hoy en día, buscaré el que mejor se adapte a mi proceso”,
  3. O incluso es posible que decidieras montar un sistema mediante excel para gestionar tu proceso,
  4. Y… hasta es probable que decidieras que no necesitabas informatizar el proceso e implantaras un sistema más hard utilizando papel, post-its y lápiz.

Leer más